Jimmy Hasselbaink, actual entrenador del Queen’s Park Rangers, pudo haber encontrado trabajo antes de que el los ’hoops’ aparecieran en su camino. Y es que el Port Vale, de la Tercera División Inglesa, barajó su nombre aunque finalmente decidió desestimarlo por una razón muy particular.

«No lo contraté por el problema de racismo que sufre el club. Él habría sido perfecto para el club, sin ninguna duda, pero creo que este club no habría sido una buena elección para él. El 99% de nuestros seguidores son excelentes, pero una pequeña parte de ellos causa problemas a la policía y a nosotros»,a firmó el presidente de la entidad, Norman Smurthwaite.