El Celta de Vigo ha vuelto a ver cómo el Nantes ha tumbado una nueva oferta para hacerse con su objetivo número 1 como refuerzo defensivo. El conjunto gallego llegó hace unas semanas a un acuerdo con Papy Djilobodji, de 26 años, para que fuera nuevo jugador del equipo, pero el club que posee sus derechos no está dispuesto a dejarle marchar tan fácilmente.

Después de ver cómo el conjunto galo rechazaba dos ofertas, ahora el Celta ha visto truncada su tercera ofensiva, cifrada según La Voz de Galicia en 2,8 M€. El defensa senegalés termina su contrato en junio de 2016 pero el Nantes se ha empeñado en que lo cumpla, impidiendo así su marcha a la Liga española.