Entre los múltiples objetivos que ya se ha marcado la directiva del Nápoles de cara al curso que viene figura el de localizar un nuevo lateral derecho de plenas garantías que pueda competir con el albanés Elseid Hysaj.

Según cuenta Il Mattino, el director deportivo de la entidad, Cristiano Giuntoli, ya se ha puesto manos a la obra y ha establecido contactos con dos futbolistas que resultan del completo agrado del cuerpo técnico: el transalpino Matteo Darmian (Manchester United) y el belga Thomas Meunier (París Saint-Germain).