Según Todomercadoweb, el Atlético de Madrid ha dado un pase adelante en el futuro de Sime Vrsaljko para mantener al croata como jugador colchonero más allá del próximo enero y le presentaría una oferta de renovación. Este movimiento habría supuesto un paso atrás para el Nápoles que no tiene la intención de alargar una guerra por el jugador y que necesita un miembro para su lateral que esté dispuesto a llegar ya.

Ante esta situación,la opción del rojiblanco caería en posiciones de la lista y se daría prioridad a otras como Alex Grimaldo (Benfica) y Adam Masina (Bolonia). El español es una operación difícil y cara, puesto que desde las águilas no están dispuestos a dejarle salir barato para un jugador que desde su llegada ha crecido como futbolista y que abarca varios intereses, por lo que la decisión podría estar en el jugador del Bolonia, cuya juventud y rendimiento en Serie A ha captado merecidamente el foco de un club como el Nápoles.