Tras dos temporadas defendiendo los colores del cuadro ché, el central francés Adil Rami tiene los días contados en el Valencia después de haber rechazado la oferta de renovación propuesta por el equipo que la temporada que viene será entrenado por el serbio Miroslav Djukic.

Entre los posibles destinos para el galo se especula con el FC Barcelona, club que está buscando un nuevo zaguero y que dado su precio (su cláusula es de 12 M€) se convierte en una opción asequible. Otro de los que ha aparecido en el horizonte es el Nápoles, que de la mano de Rafa Benítez también se ha interesado en su contratación.

Ahora, según se avanza en Italia, el conjunto celeste ha decidido dar un nuevo paso al frente por la contratación del ex del Lille, si bien el Valencia no tiene previsto por el momento rebajar el precio del defensa.