La vuelta de Gerard Deulofeu al FC Barcelona no pasa por el momento soñado por el futbolista. Llegado para dar relevo al tridente de gala en el Camp Nou, bien se le podrían haber abierto la puerta de la titularidad con la baja de larga duración de Ousmane Dembelé. Sin embargo, el negativo rendimiento ofrecido por el extremo no convenció a nadie y Ernesto Valverde prefirió jugar con Paco Alcácer o André Gomes en su posición o prescindir de un tercer atacante.

Según RAI Sport, ante una situación en la que cada vez está más apartado de las rotaciones que realiza el técnico extremeño, el Nápoles llamaría a su puerta en busca de una cesión hasta final de temporada. El jugador encaja en el perfil de extremos que usa el cuadro napolitano y podría ser un buen relevo de sus atacantes que podría valerle al catalán para recuperar la confianza en sí mismo que parece perdida en Can Barça.