Después de un pasado verano en que su llegada al FC Barcelona parecía cantada y ya se analizaba cómo podría adaptarse al conjunto de la ciudad condal, finalmente el centrocampista costamarfileño Jean-Michel Seri no se movió de un Niza. Como era de esperarse, su aportación al cuadro francés ha vuelto a ser muy destaca, erigiéndose en uno de los pilares fundamentales en la buena campaña del equpo.

Con un contrato que le une con el citado Niza hasta junio de 2019, el futbolista de 26 años vuelve ahora al centro de los rumores. El motivo no es otros que el interés que ha despertado en un Nápoles que valora su fichaje con vistas a la temporada que viene. Hay que recordar que el futbolista tiene una cláusula de rescisión cifrada en 40 M€ hasta el próximo 15 de julio.