Francesco Lodi fue uno de los jugadores que se vieron perjudicados por la desaparición del Parma la temporada pasada, equipo con el que jugó 23 encuentros. Este centrocampista de 31 años, que ha militado en escuadras como Catania o Génova, está ahora sin equipo, como agente libre.

Por ese motivo el Nápoles quiere aprovechar la situación e intentará hacerse con sus servicios, según Football Italia, ya que el combinado partenopeo necesitaba fichar a un centrocampista y como ya hemos dicho estos días se quedó sin Roberto Soriano en los instantes finales del mercado estival.