Pese a la gran temporada del Liverpool que puede culminar dentro de unos días con la que sería la sexta Copa de Europa de su historia, se avecinan cambios este verano para los reds. Y sobre todo pueden salir del equipo jugadores en busca de más minuto, como Nathaniel Clyne.

El lateral de 28 años fue cedido al Bournemouth en enero para que tuviera minutos, ya que fue relegado a un segundo plano tras la irrupción de Trent Alexander-Arnold. Ahora es noticia porque el Nápoles lo quiere, de acuerdo con SportMediaset.