Qué difícil lo va a tener el Cádiz para retener en sus filas el próximo verano a Álvaro García quien, sin duda, en las dos últimas campañas ha destacado por ser un miembro fundamental del equipo habiendo levantado, por sus constantes buenas actitudes y su probado desequilibrio por banda, el interés de grandes clubes en su fichaje.

Getafe, Valencia, Manchester United.... y de nuevo el Nápoles, quien reaparecería en escena desplazando de nuevo ojeadores para ver en directo el desempeño del jugador, cuyos 25 años y cláusula de rescisión de 8 M€ le convierten en una seductora apuesta para cualquiera. Según el agente del extremo, en una entrevista a CalcioNapoli24, este tiene cautivados a multitud de clubes: «Muchos de los principales clubes europeos envían emisarios todas las semanas, desde Inglaterra, Italia y Alemania para verlos jugar en directo». A pesar de tener contrato en vigor con los gaditanos hasta 2022, se antoja complicado presagiar su estancia en la ciudad del sur de España más allá de esta temporada.