El AC Milan se encuentra trabajando arduamente con el firme propósito de regresar a la cima que coronó durante mucho tiempo en la Serie A, sin dejar de lado sus noches para el recuerdo en la Champions. Es por ello que la secretaría técnica del cuadro rossoneri desea reforzar el proyecto comandado por Marco Giampaolo, quien será el encargado de coger el testigo en el banquillo de un Gennaro Gattuso que dejó sensaciones encontradas en San Siro.

Uno de los grandes objetivos del Milan en lo que resta de periodo veraniego de fichajes es Moussa Marega. Según informa Il Corriere dello Sport, el propósito de los italianos es hacerse con los servicios del delantero que milita en las filas del Oporto. Todo ello con la finalidad de fortalecer todavía más su parcela ofensiva, donde Krzysztof Piątek y el recién llegado Rafael Leão son 2 arietes con un gran potencial. Los de Giampaolo no se olvidan de Ángel Correa, a la espera de ver si Rodrigo Moreno pone rumbo al Atlético de Madrid para poder acometer la operación del rosarino.