Su escuadra milita en la League One, la tercera división inglesa, pero la extensa red de ojeadores que posee el Manchester United le ha permitido fijarse en Sean Goss. Pertenece al modesto Exeter City, donde está formándose como jugador porque solamente tiene 16 años, aunque ahora probará con los diablos rojos.

Según una información que ha recogido Triball football, el combinado de Old Trafford le ha ofrecido a este prometedor talento la posibilidad de demostrar sus cualidades y ganarse un sitio en la academia del actual campeón de la Premier League, donde terminaría de completar su aprendizaje antes de dar el salto al fútbol profesional.