Ronald Koeman ha perdido a Yannick Bolasie para toda la temporada tras lesionarse de gravedad en la rodilla, lo que hace que el Everton esté rastreando el mercado en busca de un extremo que ocupe su puesto. Según Daily Mirror, el último nombre que hay sobre la mesa es el de Demarai Gray.

El jugador inglés no cuenta con mucho protagonismo en el Leicester City y vería con buenos ojos una salida ya que disputaría más minutos. Además, el extremo es del gusto de Ronald Koeman que busca un jugador rápido y desequilibrante.