Una vez concretada la venta del Olympique de Marsella y por tanto el desembarco de Frank McCourt, una nueva era comienza en esta escuadra. El único campeón francés de Europa vive horas bajas y quiere comenzar desde cero, para ello el nuevo propietario ha decidido invertir 200 M€.

De acuerdo con una información de RMC, la mitad de ese dinero, 100 M€, serán desembolsados el próximo verano. Una gran suma de dinero que obviamente permitirá las llegadas de grandes futbolistas de nuevo al Stade Vélodrome.