Iker Casillas podría tener los días contados en las filas del Oporto. Suplente en los últimos encuentros disputados por el conjunto portugués, el guardameta de 36 años no entra en los planes de un Sérgio Conceição que ha decidido apostar por José Sá en los últimos encuentros disputados. De este modo, y pese a que ha recibido cuatro goles en dos encuentros, el jugador nacido en Braga cuenta con la confianza del entrenador.

Y es que tal y como destaca la información publicada por el diario Correio da Manha, el entrenador del ahora líder de la liga portuguesa no quiere seguir contando con Iker Casilla en su plantilla y desde el club se le busca una salida. En una situación similar se encuentra Maxi Pereira, que apenas ha sumado dos partidos en la competición doméstica este partido.