El Oporto sigue confiando en la recuperación total de Iker Casillas después de que sufriera un infarto el pasado mes de mayo. El portero de 38 años tiene contrato para una campaña más con la escuadra portuguesa y de momento ha sido inscrito para poder jugar con os dragoes.

El guardameta español está por tanto a la espera de saber si los informes médicos le permiten regresar de nuevo a los terrenos de juego. Legalmente ya podría ser utilizado en el club de Sergio Conceiçao.