Autor de 1 gol en 7 partidos esta temporada, Rafinha apareció de sorpresa en las alineaciones tras la lesión de Lionel Messi, dejó buenas sensaciones y de repente desapareció con la misma celeridad con la que había llegado. Por eso su padre, el ex jugador Mazinho, ha hablado de su situación en una entrevista con Radio Galicia Sport.

«Es una cosa de locos, no se entiende nada. Solo el entrenador sabe lo que tiene o no tiene. La verdad es que nosotros intentamos que Rafa tenga una situación regular de jugar. Tenemos que buscar una salida porque aquí lo tiene muy complicado. Lleva prácticamente dos años, juega muy poco y necesita un club que le dé 30 o 40 partidos por temporada porque hace mucho que no tiene continuidad en el juego», afirmó el agente y progenitor.