Radja Nainggolan, el jugador de Bélgica más destacado en el debut de su selección el lunes, ha sido objetivo del Chelsea nada más conocerse el fichaje de Antonio Conte. Pero la Roma ya ha perdido a Miralem Pjanic este verano y no quiere quedarse ahora sin otro de sus puntales en la medular.

De manera que los dirigentes de la escuadra italiana se han puesto a trabajar para alejar al jugador de cualquier tipo de tentación que pueda tener. Por tanto, según anuncia TuttoMercato, se le ofrecerá al centrocampista un nuevo contrato con un salario de 4 M€ anuales para convencerlo de que siga en la escuadra londinense.