Benjamin Pavard, que ayer aparecía en escena como nuevo objetivo del Bayern Múnich para el lateral diestro, se ha adueñado del puesto en la Selección de Francia. Ahora hemos conocido, de la mano de SportBild, que el combinado germano tiene un plan para ficharlo desde el Stuttgart.

Conscientes de que tiene una cláusula de rescisión de 35 M€ que será efectiva en 2019, y que es menos dinero del que podrían recaudar este verano, los campeones de Alemania forzarán para intentar que sea vendido en este mismo 2018 y así no se marche a otro de los grandes de Europa que lo siguen.