El FC Barcelona siempre está pendiente de las nuevas posibilidades que le puede ofrecer el mercado de fichajes y de desarrollar sus planes para la siguiente temporada. De forma que quiere el cuadro culé tener en cuenta a una de sus nuevas promesas, Riqui Puig.

Después de deslumbrar en pretemporada, este joven centrocampista de 19 años solamente tuvo 1 aparición en Copa del Rey y sigue con el filial en Segunda B. Ayer jugaba con la selección catalana, dejando de nuevo detalles de calidad. Y este martes Mundo Deportivo afirma que en el club azulgrana toma cuerpo la idea de cederlo en verano en otro equipo de Primera División.