Se ha generado un revuelo en torno al jugador de Irlanda del Norte Will Grigg por una canción que los aficionados del país norirlandés le han dedicado en la Eurocopa. “Will Grigg is on fire” es lo que se escucha en aquel rinconcito del mundo, y el propio protagonista se muestra orgulloso de ello.

En Alemania no ha pasado desapercibido, por ello entre la masa social del Hamburgo están pidiendo el fichaje del delantero del Wigan Athletic recogiendo firmas por Internet. Un hecho significativo que va dirigido a la directiva del club germano, que podrían realizar tal traspaso por 1,5 M€. Cifra asumible, y más teniendo en cuenta el impacto de marketing que supondría.