Al igual que ocurre con otros grandes clubes ingleses, el Manchester City ha decidido ceder a dos de sus perlas para que tengan minutos fuera de la disciplina del club. En esta ocasión ambos futbolistas permanecerán en el Portsmouth hasta final de temporada, un equipo de la Championship.

El primero se llama Luca Scapuzzi y es un delantero italiano de 20 años que ya ha sido prestado esta misma campaña al Oldham Athletic. El segundo es Karim Rekik, que tiene 17 años y tras haber disputado 2 encuentros con el filial de los sky blues, ahora probará fortuna en la segunda división inglesa.