Dura temporada para los pericos que han vagado en tierra de nadie desde el comienzo, dando tumbos e intercalando rachas de buenos y malos resultados donde ha predominado una irregularidad total en el ejercicio. De dicha situación, figuras como Gerard Moreno han sabido reivindicar su posición mientras que la de otros, como Quique Sánchez Flores, no han salido reforzadas al no conseguir trasladar esa corriente de victorias que hubiera impulsado al club hacia delante en la tabla.

El técnico aún tiene un año de contrato con el Espanyol, pero la relación entre ambas partes se habría desgastado y el madrileño valoraría positivamente su marcha, algo que también harían los blanquiazules si pueden ahorrase la indemnización de su contrato. Si su salida llegada a producirse, el club ya tendría claro quién quiere que le sustituya en el cargo. Diario As informa que el escogido sería Asier Garitano, cuya continuidad en el Leganés está en duda al terminar contrato el próximo 30 de junio y no haber firmado aún un acuerdo con los pepineros. Los pericos jugarían su papel en una competencia que podría arrastrar tras de sí a equipos como el Athletic Club, la Real Sociedad o el Eibar.