Bruno de Carvalho sigue en el centro de las miradas. Continúan sucediéndose las informaciones acerca del expresidente del Sporting de Portugal que fuera detenido hace unos días en el marco de una investigación por las agresiones que sufrieron jugadores y cuerpo técnico del Sporting el pasado mes de mayo.

En este motivo, su aparición en el primer plano son las declaraciones de Catio Baldé en A Bola. A tenor de las palabras del agente de Bruma, el jugaor «fue la primera víctima de Bruno de Carvalho y de su ejército de la Juventude Leonina (…) Cuando Bruma llegó en su nuevo Mercedes, apenas salió del coche fue rodeado por leones de la Juventude Leonina, muchachos bronceados, tatuados y calvos. Lo primero que le dijeron es ’tienes que acompañarnos porque el presidente Bruno de Carvalho quiere hablar contigo’».

Pese a que logró escapar, Baldé señala que recibió «Amenazas de que nos iban a coger. Está claro que fue Bruno de Carvalho quien ordenó el secuestro de Bruma para ser conducido al estadio para obligarle a firmar el nuevo contrato (…) A solas con Bruno de Carvalho, me confesó que aquella situación fue sólo para asustar y hablar con Bruma».