Hace unos días conocíamos que John Terry descartaba la posibilidad de fichar por el Spartak de Moscú tras haber reflexionado con su familia la situación. Por tanto el veterano central de 37 años sigue sin equipo aunque lo pretende el Aston Villa, donde ya jugó la temporada pasada.

«Si todo fuera bien y hubiéramos podido afrontar su fichaje, habría vuelto rápidamente. Pero no estamos en la posición de poder ofrecerle el salario que tuvo la temporada pasada. No podemos competir con la oferta que tuvo de Rusia. Ahora hay que esperar», ha afirmado Steve Bruce, el manager de los villanos, en palabras que recoge el Birmingham Mail.