David Villa se ha ganado por derecho propio ser considerado como uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos de nuestro país. Protagonista en la consecución de la Eurocopa 2008 (Austria y Suiza) y el Mundial 2010 (Sudáfrica), tuvo la mala fortuna de perderse la Eurocopa 2012 en Ucrania y Polonia, situación que también viviría Carles Puyol cuando ambos, curiosamente, militaban en las filas del FC Barcelona. No obstante, la trayectoria deportiva del asturiano sigue siendo intachable.

Con aquel Barça de Pep Guardiola, entre otros varios logros, consiguió la Liga de Campeones 2010-2011 en el mítico Wembley, cerrando el triunfo del cuadro azulgrana frente al Manchester United de Sir Alex Ferguson con un tanto para enmarcar. Dicho lo cual, la actualidad es lo que manda, por lo que Villa, de 37 años, es noticia porque va a emprender una nueva aventura, pero será cuando cuelgue las botas de manera definitiva (se encuentra en el Vissel Kobe). El killer se convertirá en uno de los inversores del Queensboro FC, club que dará el salto a la competición oficial en la USL Championship (Segunda División de Estados Unidos) en 2021, una información que aparece publicada en TMW.