Continúan sucediéndose las hipótesis acerca del futuro de Álvaro García. Después que el propio jugador del Cádiz descartara el sumarse a las filas de un Huesca que había alcanzado un acuerdo con la escuadra gaditana para hacerse con el 50% de sus derechos, y la irrupción en escena de un Udinese que tenía todas las papeletas para convertirse en su destino, el destino del centrocampista da un nuevo giro.

Y es que según destaca la información publicada por el diario As, Rayo Vallecano y Cádiz están negociando ahora la llegada del extremo utrerano de 25 años (36 partidos, 10 goles, 3 asistencias el pasado curso). De este modo, el conjunto entrenado por Míchel podría convertirse finalmente en el que juegue la próxima temporada.