Como ya es sabido, y a falta de confirmación oficial, Pau López es nuevo guardameta del Real Betis para la próxima temporada, donde recalará gratis procedente del Espanyol. El acuerdo alcanzado entre ambas partes, aún sin rúbrica, tendría una sanción de 30 M€ si la parte decidiera echarse atrás, lo que según Estadio Deportivo coincidiría con la cláusula de rescisión fijada en el nuevo contrato del futbolista.

Una cantidad marcada por el conjunto verdiblanco que mira ya hacia el futuro, seguro de que el gerundense se asentará con rapidez en su nueva casa y junto a su juventud (23 años), le harán ser un valioso activo que captará la atención de otros clubes, a los que tendrá la capacidad para remitir al pago íntegro de la cláusula para tomar papel en su futuro.