El cuadro verdiblanco está atando cabos en su planificación deportiva, y una de las situaciones que se le presentan y que podrían quedar solventada rápidamente es la de Pedro López (23 años). El guardameta del filial ha cumplido en sustitución de Adán y Dani Giménez, lo que ha contribuido para que el club considero su postura con él.

Este, acaba contrato el próximo 30 de junio y el Real Betis, según ha informado ABC de Sevilla, tiene una opción unilateral para prolongar su contrato, lo que automáticamente constataría su continuidad. Mientras que esta opción gana peso, puesto que se habría producido una reunión entre ambas partes en favor de un acuerdo, faltaría por ver cuál será su papel. Por un lado, este puede ser el relevo de Pau López el próximo año si Adán decide cambiar de aires o, si se queda el madrileño, este puede ocupar ese rol una vez que en verano de 2019 haga las maletas al finalizar su contrato.