La salida de Antonio Adán mantiene expectante a parte del mercado del Real Betis. De que este configure o no su marcha depende uno de las operaciones abiertas del conjunto verdiblanco, quien por su parte no tienen ningún problema en seguir contando con el guardameta madrileño en el año que resta de su contrato aunque es el propio jugador quien abogaría por coger la puerta ante la quiebra de confianza que parece haberle mostrado la entidad con el fichaje de Pau López.

Adán busca protagonismo, y su hueco necesitaría ser cubierto en el Benito Villamarín, por eso, el cuadro andaluz tiene bien definido el plan ’A’ para rellenar su espacio. Según Columnacero.com, este movimiento sería el de firmar a Joel Robles, quien será agente libre el próximo 30 de junio y aporta enormes facilidades para incorporarse. Eso sí, la competencia tras él está muy viva, con el Getafe volcado en anunciarle como sustituto de Vicente Guaita.