Martin Ødegaard aún no sabe en qué equipo jugará el curso que viene. El noruego asegura sentirse muy cómodo en el Vitesse, club en el que actúa como cedido, pero lo cierto es que el conjunto que posee sus derechos, el Real Madrid, aún no ha decidido si le hará hueco en su primera plantilla o volverá a cederle a una escuadra en la que pueda acumular minutos.

«Me llevo muy bien con Zidane, pero no sé qué decidirán con mi futuro. Creo que puede ser positivo para mí porque me conoce y puede hacerse una idea pronto de lo que puedo dar al equipo. Lo conozco bien y tenemos una buena relación. Lo tuve muchos años como entrenador, tanto en el Madrid como en el Castilla. De todas maneras, no sé qué pasará a final de temporada. Estoy muy a gusto en el Vitesse y haciendo muy buena temporada, pero no he hablado con nadie del Real Madrid aún (...) Creo que lo realmente importante para mi formación es tener muchos minutos de juego y en el Madrid sé que eso es muy difícil. Seguro que a final de temporada hablamos y encontramos una solución juntos, buena para todos», indicó el futbolista en declaraciones al diario As.