El Real Zaragoza está entregado para conseguir el fichaje de Cani por el conjunto maño. El centrocampista de 34 años ya pasó por las filas de la escuadra aragonesa y marcó un antes y un después en aquel equipo. El jugador zaragozano siempre ha mostrado sus deseos de retirarse en el equipo que lo vio crecer como futbolista, pero el condicionante de estar en Segunda División podría impedir la operación.

Quedará libre y tras finalizar su etapa con el Deportivo de la Coruña, el veterano ex del Villarreal podría regresar a su casa. Según apunta diario As, las negociaciones están encaminadas y hay buen entendimiento. El protagonista se tomará la decisión con calma y se lo comunicará al club zaragocista.