Su gol el pasado fin de semana ante el Granada ha servido para darle a conocer al gran público, pero Víctor Rodríguez ya venía siendo uno de los fijos de Manolo Jiménez esta temporada. Este jugador de 23 años, que tiene ficha con el filial del Real Zaragoza, cuenta con una cláusula de rescisión de 5 M€ que se verá pronto ampliada hasta los 12 M€, según El Periódico de Aragón.

Al haber jugado más de 5 partidos con el primer equipo, este futbolista aumentará su precio de mercado el próximo 30 de junio, aunque el cuadro maño podría activar antes ese nuevo vínculo. En cualquier caso, él no se piensa mover de La Romareda, tal y como ha señalado su agente.

«Si el club activa el 30 de junio el nuevo contrato, perfecto. Si lo hace ahora, perfecto también. Ni hay, ni va a haber problema», aseguró David Aranda.