Lionel Messi alcanzaba el martes con su triplete nada menos que los 559 goles como jugador del FC Barcelona. Todo ello en 638 partidos con la casaca azulgrana. Pero el argentino, un auténtico devorador de registros, acecha ya uno nuevo, aunque esté todavía a 84 dianas.

Es, según afirma As, un récord al alcance nada menos que de Pelé, que anotó con el Santos 643 goles en 757. Y es por tanto el brasileño el mayor goleador histórico con un solo equipo, ya que no cuentan aquí sus dianas con Brasil o con el Cosmos de Nueva York donde colgó las botas.