Después de que ayer los jugadores del Reus anunciaran su decisión de rescindir sus contratos, lo que abocaba al club a su desaparición y por tanto su salida de la Segunda División española; la escuadra catalana acaba de realizar un sorprendente comunicado.

La entidad ha comunicado que este sábado se está procediendo al pago de las nóminas adeudadas a los jugadores y por tanto seguirán jugando en la categoría de plata. Habrá que ver si se ha encontrado una solución definitiva o si la situación solamente se prolonga un poco más.