Ocurre con casi todos los grandes equipos que muchos de sus jóvenes futbolistas se ven obligados a cambiar pronto de aires en busca de minutos en otro club, y después algunos no regresan a la escuadra de origen. Esto es lo que le ha sucedido a Pierre-Emerick Aubameyang, formado en el AC Milan y que a partir de ahora pertenece al Saint-Etienne.

Este combinado galo lo ha tenido en sus filas como cedido desde hace un año y ahora ha anunciado en su página oficial la adquisición de este atacante de 22 años. «Es un gran paso en mi carrera y seguiré dándolo todo por este club, estoy muy contento», afirmaba este futbolista gabonés nada más hacerse oficial su traspaso.