El Santos piensa reclamar al FC Barcelona una cantidad cercana a los 13,5 M€. Los brasileños entienden que les toca una parte por la marcha de Neymar al PSG por los derechos de formación, aunque sobre el papel, ese derecho se pierde si pagan la cláusula del jugador y no es un traspaso, según Sport. También pretenden reclamar dinero por un amistoso pactado que nunca llegó a celebrarse.

Con ese dinero, el Santos se plantea fichar a Robinho, que juega ahora mismo en el Atlético Mineiro y a Diego, del Flamengo. Ambos son exjugadores del Santos y pretenden su regreso, algo que podría ser factible con el dinero del FC Barcelona.