El Sevilla se enfrentaba esta noche al Istanbul Basaksehir en la ida de la ronda previa para la Liga de Campeones, con una plaza en juego para la deseada fase de grupos que arranca en septiembre. Y los de Eduardo Berizzo acaban de dar un paso de gigante al imponerse en Turquía (1-2).

Fue un encuentro en el que los andaluces dominaron en la primera parte, gracias sobre todo al gol de Sergio Escudero. Pero los hispalenses tuvieron el control del juego y las ocasiones en ese primer acto, e incluso pudieron haber aumentado la ventaja con más goles, si bien fallaron en la puntería.

Pero en el segundo acto el panorama cambió porque los turcos dieron un paso al frente y los de Nervión se dedicaron a defender, si bien el mal estado del terreno de juego por culpa de la lluvia no ayudó a los visitantes. Los locales empataron con tanto de Eljero Elia, un gol merecido por sus ocasiones. Pero ya en el tramo final, Wissam Ben Yedder desnivelaba el marcador a pase de Jesús Navas, que tuvo un regreso pletórico en su primer partido oficial en esta segunda etapa del Sevilla, ya que nada más entrar acabó dando esa asistencia.