El equipo de Nervión ya es consciente del valor de la libertad del central del Girona. Con la salida de Clément Lenglet, la carencia de efectivos en la zaga se hace evidente, y añadiéndole la disposición de 3 centrales del esquema de Pablo Machín, parece obligatorio acudir al mercado para paliar la baja.

Juanpe es uno de los ex pupilos predilectos del técnico soriano, y el Sevilla estaría dispuesto a transigir con el gusto de su nuevo entrenador, viendo al canario también como un objetivo llamativo en la ventana estival. Para fraguar su traspaso, según L’Esportiu, el club sevillano debería realizar una oferta de 10 M€, el equivalente a su cláusula de rescisión. De no tener lugar, el jugador seguirá como albirrojo, donde tiene contrato hasta 2022.