David Silva acaba contrato con el Manchester City a final de temporada, de manera que ya ha comenzado a hablarse de su futuro cuando termine el presente curso. Y, como afirman medios como The Independent, David Beckham ya parece haberlo convencido para que se una a su Inter de Miami.

Esta escuadra que arrancará como nueva franquicia de la MLS en marzo sería el siguiente destino del canario, que a sus 33 años es ahora el capitán del equipo de Pep Guardiola. Un reto bonito e interesante que podría comenzar para vivir sus últimos años como profesional en Florida.