Durante el pasado mercado estival, el Southampton impidió la marcha de Victor Wanyama, ya que es uno de los pilares del equipo de Mauricio Pochettino. El Tottenham hizo todo lo posible por fichar a este mediocentro de 24 años pero el keniano no se movió finalmente de su equipo.

Ahora los saints quieren recompensarle ofreciéndole un nuevo contrato por cinco años. Según ha contado en el Daily Mirror, el propio africano parece dispuesto a aceptar: «Ya he olvidado todo lo que pasó, ahora solamente estoy concentrado en hacerlo bien en el campo».