Tras la destitución de Manolo Preciado hace algunas semanas, ahora ha sido el director deportivo el que ha abandonado las filas del Sporting de Gijón. Emilio de Dios se ha desvinculado del cuadro rojiblanco en las últimas horas, tal y como ha anunciado la entidad asturiana a través de su página oficial.

«Tras sus muchos años en la entidad, el Real Sporting de Gijón le agradece el trabajo que con tanta dedicación y constancia ha realizado a lo largo de este tiempo, siempre en beneficio de la entidad, y le desea toda suerte de éxitos en la nueva etapa que ahora inicia», explica la nota de la escuadra de Mareo.