Autor de 5 dianas en 12 partidos durante la presente temporada, Bas Dost ha sido noticia estos días por el interés del Everton en hacerse con sus servicios. De manera que los toffees quieren al goleador del Sporting de Portugal, que obviamente no quiere perderlo en el mercado de invierno.

Por ese motivo, según informa ESPN, la entidad lisboeta ha puesto las cosas claras a los ingleses. Y es que el jugador no cambiará de aires a menos que se abone su cláusula de rescisión, que es de 60 M€. Un precio no negociable para el equipo portugués. Ahora los británicos deberán responder.