Modou Barrow ha vuelto a ponerse bajo las órdenes de Garry Monk mucho antes de lo previsto. En agosto fue cedido para los próximos tres meses al Blackburn Rovers pero apenas ha estado unas semanas en el equipo de la Championship.

Ahora ha vuelto al Swansea, club poseedor de sus derechos, donde finalmente sí tendrá la oportunidad de demostrar su talento al poner punto y final a su préstamo antes de tiempo. Con sólo 22 años, son muchas las expectativas puestas sobre este talento de Gambia.