Duro varapalo para el Tottenham Hotspur si se llega a confirmar la posible pérdida del atacante surcoreano. En el país asiático, como recuerda The Sun, existe la obligación de cumplir un servicio militar antes de los 28 años que puede ir desde los 21 meses hasta los 3 años en función de la rama escogida. Este ejercicio no exime de cumplimiento a ninguno de sus ciudadanos, por lo que Heung-Min Son estaría obligado a cumplir y perderse, por tanto, hasta 2 temporadas.

El conjunto inglés se aferra a la única vía posible para no prescindir de los servicios del futbolista, de cuyo rendimiento con la Selección de Corea del Sur depende la resolución final de su caso. En dicho reglamento, los deportistas de destacado desempeño del país serán eximidos del cumplimiento militar, lo que obliga a Son a realizar un gran papel en una de las tres próximas competiciones que tendrá antes de que por edad se le obligue a este periodo de ausencia. Dichas opciones serían las del Mundial de Rusia, los Juegos Asiáticos o la Copa Asia, cuya facilidad más próxima sería la segunda opción, aunque esto haría perderse los primeros cuatro encuentros de la siguiente temporada. El surcoreano está siendo uno de los jugadores más importantes en los últimos meses para el club de Londres que no querría prescindir en un futuro de sus habilidades sobre el césped.