El club canario ha decidido rescindir el contrato de mutuo acuerdo con Jairo, cuya vinculación con el club finalizaba en junio de 2017. El extremo zurdo no ha encontrado su sitio en el Tenerife y el canterano ha hecho las maletas en busca de una nueva oportunidad.

El atacante ha recalado en el Melilla, de la Segunda División B, con un contrato de 6 meses en busca de relanzar su carrera de cara a conseguir un vínculo de más duración durante el mercado estival.