Heung-Min Son es uno de los grandes nombres propios de la temporada en el Tottenham. El atacante coreano, por el que los de Londres pagaron 30 M€, está completando un curso brillante (18 goles, 9 asistencias en 43 partidos) que la ha convertido en imprescindible para Mauricio Pochettino. Tanto es así que distintos conjuntos no han tardado en aparecer en escena con la intención de acometer su fichaje.

Consciente de esta situación, y según apunta Sky Sports, el propio cuadro de Londres no ha dudado en dar un paso al frente a fin de ampliar la vinculación que actualmente une a ambas partes hasta el 30 de junio de 2020. En caso de aceptar la oferta, el asiático vería sensiblemente mejoradas sus condiciones económicas.