Por mucho que la rumorología se empeñe en buscar nuevos destinos para Gareth Bale, Luka Modric o Kyle Walker, la directiva del Tottenham se mantiene firme e insiste en que ninguna de sus estrellas abandonará White Hart Lane durante las próximas semanas.

«Nuestro equipo tiene grandes jugadores en todos los puestos y queremos seguir manteniendo esa estabilidad, por lo que vamos a retener a los jugadores clave este verano y más allá. Somos un club que se centra en el crecimiento y en seguir adelante», espetó Daniel Levy, presidente de los spurs, al ser cuestionado por el diario The Sun.