Levante y Girona miran en las últimas horas hacia una misma dirección: la portería. Ambos conjuntos quieren desprenderse de sus guardametas (renovados los dos hasta 2021) con la intención de blindar la meta con otros guantes. Según Superdeporte, las dos entidades estarían barajando la posibilidad de trueque.

Oier Olazábal (29 años) por parte del Levante y Bono (28 años) por parte del Girona, se verían sometidos a una operación en la que el uno defendería la portería del otro. Todo pasa por que los cancerberos acepten marcharse. La directiva del Levante, ya habría dado el visto bueno a la llegada de Bono. Se trataría de una cesión doble con sendas obligaciones de compra en caso de permanencia para los granotas y de ascenso para los catalanes.