Fran Villalba está sacando un excelente partido a su cesión en el Numancia. El joven centrocampista, de 20 años, se ha convertido en uno de los puntales del cuadro soriano (26 partidos, 2 goles y 6 asistencias) y su rendimiento no ha pasado desapercibido para un Valencia que ya piensa en recuperarle y hasta mejorar su contrato. Según cuenta el diario As, los che quieren renovarle por tres temporadas más para así poder darle la oportunidad de pelear por una plaza en el primer equipo.

Al igual que el valenciano, otros futbolistas de la entidad que también juegan como cedidos están igualmente aprovechando la ocasión para reivindicarse y mostrar su talento. Es el caso del lateral español Salva Ruiz, prestado al Real Mallorca, y del medio serbio Uros Racic, quien desde el pasado enero milita en el Tenerife.